Instagram

La importancia de la poda de árboles y el mantenimiento del jardín, por FLORAMA

/COMUNICAE/

¿Por qué es necesario podar los árboles? La poda de árboles y arbustos es una de las tareas más importantes en el mantenimiento del jardín. Esto se aplica a los árboles frutales y arbustos y a un gran grupo de plantas ornamentales

Cuando se hace correctamente, la poda de árboles mejora la estética, evita el crecimiento excesivo, protege al árbol contra enfermedades y aumenta el rendimiento en el caso de cultivos herbáceos.

Para conseguir el efecto deseado al realizar la poda, es necesario recurrir a una empresa especializada como lo es FLORAMA, estos expertos realizan los cortes con precisión y en el momento adecuado. Hay que tener en cuenta que, si no se hace correctamente, el árbol puede resultar dañado, perderá su valor visual y, en casos extremos, su salud, lo que puede provocar la necesidad de eliminar o talar todo el árbol o arbusto.

Al confiar la poda de árboles a un profesional acreditado como Florama, no se encontrará con una situación desagradable en la que las plantas, en lugar de embellecerse, simplemente se desfiguren.

Pero antes de recurrir a los expertos en el sector, conviene tener en cuenta algunos consejos sobre la jardinería, el mantenimiento y la poda de árboles y arbustos.

¿Cuáles son los tipos de poda de árboles?

– El tipo básico de poda para árboles y arbustos es la poda de formación. Es muy importante, especialmente para las plantas jóvenes, y su rendimiento tiene un gran impacto en el desarrollo posterior.

El objetivo de la poda es eliminar los brotes y bifurcaciones innecesarios y mantener el tallo rector, es decir, el tronco principal. El recorte de setos es un ejemplo típico de este tipo de poda.

– La tala rasa se utiliza para adelgazar la copa de un árbol y permitir que llegue más luz al árbol. Por lo general, esto se hace cortando las ramitas más finas. Se puede eliminar un máximo del 5-10% de las ramas a la vez.

– La poda sanitaria es muy importante para la salud de los arbustos y árboles. Se hace en el caso de brotes dañados, enfermos o muertos que no sólo reducen el valor estético del árbol, sino que, sobre todo, son un peligro para ellos, ya que son un foco potencial de infecciones más graves.

– Puede ocurrir que los brotes de un árbol o arbusto empiecen a cruzarse, superponerse o empujarse unos a otros. En este caso, la poda correctiva es esencial. Esto se hace para los árboles más antiguos que no se han formado de la manera deseada y correcta.

– A medida que los árboles y arbustos envejecen, diversas enfermedades pueden empezar a afectarles y los tallos se pueden volver débiles y quebradizos. La poda de rejuvenecimiento se utiliza para eliminar las ramas más viejas y animar a la planta a desarrollar brotes nuevos y sanos.

– La poda artística consiste en moldear la forma de la planta de manera que se consiga el efecto visual deseado. Un rebaje hábilmente ejecutado permite dar forma a la planta de manera caprichosa, completando así el diseño del jardín.

– En el caso de la poda de coníferas, sólo hay dos tipos de poda: la sanitaria y la artística. Este último tipo es particularmente importante en términos de efecto visual. Muchas plantas coníferas muestran todo el valor estético cuando la forma está bien modelada.

La importancia de podar árboles
La eficacia de la poda depende en gran medida del tiempo y la técnica utilizada.

Los buenos profesionales saben exactamente cuándo y cómo podar los diferentes tipos de árboles, es muy importante hacer la poda en el momento adecuado.

El mejor momento para podar árboles y arbustos suele ser entre el final del invierno y el comienzo de la primavera.

Sin embargo, los árboles y arbustos de hoja caduca pueden podarse durante todo el año, si el tiempo lo permite.

Algunas especies tienen su propia época de poda, por ejemplo: los arces y abedules en verano, los avellanos en noviembre y los rosales en marzo.

¿Cuándo podar los árboles frutales?
La poda de los árboles frutales es muy importante para garantizar la abundancia de frutos. Al igual que en el caso de las plantas ornamentales, el calendario depende de la especie de árbol o arbusto.

Por ejemplo: los perales y los manzanos deben podarse a finales de febrero o principios de marzo, los ciruelos hacia abril y los cerezos en verano, después de la cosecha. En otoño, en cambio, hay que podar los arbustos frutales.

Otros servicios de jardinería
Muchas personas sueñan con tener un hermoso jardín, lleno de vegetación, árboles y flores, pero lograr este objetivo requiere mucho trabajo, para obtener los resultados en forma de una impresionante decoración para el hogar.

Por otro lado, por supuesto están los jardineros, cuyos conocimientos y habilidades son inestimables. Los profesionales suelen ofrecer servicios integrales relacionados con el mantenimiento y cuidado del jardín, por lo que merece la pena recurrir a ellos para disfrutar de todos los beneficios de jardín, sobre todo cuando no se tiene tiempo suficiente para realizar las tareas de jardinería necesarias.

¿Qué es lo más importante para disfrutar de un bonito jardín?

Pulverización de árboles frutales
Cualquier persona que tenga árboles frutales en el jardín espera que le recompense los cuidados durante todo el año con una gran cantidad de fruta.

La pulverización de los árboles frutales es una forma de garantizar la salud de las plantas y protegerlas de los hongos y las diversas plagas.

Sin embargo, para muchos evoca asociaciones desagradables con el envenenamiento de cultivos orgánicos con preparados químicos. Sin embargo, no hay que temerlo, ya que una pulverización adecuada en los árboles frutales no tendrá un impacto negativo en la calidad de los frutos. La clave es elegir el preparado adecuado y aplicarlo correctamente.

El momento de la pulverización depende de la especie de árbol, pero suele comenzar a principios de la primavera.

Cultivar plantas
Al comprar plantas, se desea que prosperen en el jardín, añadiendo valor estético. Que una planta crezca bien o no depende en gran medida de cómo se siembra.

El proceso de plantación implica observar una serie de principios importantes, así como conocer los requisitos de la especie de árbol o arbusto que se quiere plantar.

La plantación se realiza desde principios de primavera hasta principios de noviembre.

Mantenimiento y limpieza de hojas
Uno de los trabajos de limpieza típicos del otoño es rastrillar las hojas que cubren el césped. Rastrillar las hojas no sólo es bueno para la estética del jardín, sino también para la salud de las plantas.

Las hojas húmedas que ocultan los rayos del sol pueden provocar el desarrollo de enfermedades en las plantas y en el césped.

Hay que saber que las hojas recogidas son un excelente material para hacer compost y también se puede espolvorear sobre los troncos de los árboles para formar una capa protectora para el invierno.

¿Cómo preparar el jardín para el invierno?
El otoño es el momento de poner en orden el jardín y empezar a prepararlo para el invierno.

Un trabajo bien hecho dará frutos con un jardín bien cuidado al comienzo de la primavera. Los trabajos de limpieza típicos del otoño incluyen el rastrillado de las hojas, el último corte del césped y la protección de las plantas contra las heladas.

Fuente Comunicae

........................................................................................................................
✧ 𝖢𝗈𝗆𝗎𝗇𝗂𝖼𝖺𝖾 𝗌𝗎𝗋𝗀𝖾 𝖺𝗅 𝖽𝖾𝗍𝖾𝖼𝗍𝖺𝗋 𝗅𝖺𝗌 𝗂𝗇𝖾𝖿𝗂𝖼𝗂𝖾𝗇𝖼𝗂𝖺𝗌 𝖾𝗇 𝖾𝗅 𝗍𝗋𝖺́𝖿𝗂𝖼𝗈 𝖽𝖾 𝗅𝖺 𝗂𝗇𝖿𝗈𝗋𝗆𝖺𝖼𝗂𝗈́𝗇. 𝖯𝗈𝗋 𝗎𝗇𝖺 𝗉𝖺𝗋𝗍𝖾 𝗅𝖺 𝗆𝖺𝗒𝗈𝗋𝗂́𝖺 𝖽𝖾 𝗈𝗋𝗀𝖺𝗇𝗂𝗓𝖺𝖼𝗂𝗈𝗇𝖾𝗌 𝗇𝗈 𝖾𝗑𝗉𝗅𝗈𝗍𝖺𝗇 𝗅𝗈𝗌 𝖼𝗈𝗇𝗍𝖾𝗇𝗂𝖽𝗈𝗌 𝗊𝗎𝖾 𝗀𝖾𝗇𝖾𝗋𝖺 𝗌𝗎 𝗉𝗋𝗈𝗉𝗂𝖺 𝖺𝖼𝗍𝗂𝗏𝗂𝖽𝖺𝖽. 𝖸 𝗉𝗈𝗋 𝗈𝗍𝗋𝖺, 𝗅𝗈𝗌 𝗊𝗎𝖾 𝗍𝗋𝖺𝗍𝖺𝗇 𝖽𝖾 𝖾𝗑𝗉𝗅𝗈𝗍𝖺𝗋 𝖾𝗌𝗍𝖺 𝗂𝗇𝖿𝗈𝗋𝗆𝖺𝖼𝗂𝗈́𝗇 𝗇𝗈 𝖺𝗉𝗋𝗈𝗏𝖾𝖼𝗁𝖺𝗇 𝖺𝖽𝖾𝖼𝗎𝖺𝖽𝖺𝗆𝖾𝗇𝗍𝖾 𝗅𝗈𝗌 𝖼𝖺𝗇𝖺𝗅𝖾𝗌 𝖽𝖾 𝖼𝗈𝗆𝗎𝗇𝗂𝖼𝖺𝖼𝗂𝗈́𝗇 𝖺𝖼𝗍𝗎𝖺𝗅𝖾𝗌. 𝖢𝗈𝗆𝗎𝗇𝗂𝖼𝖺𝖾 𝖼𝗈𝗅𝖺𝖻𝗈𝗋𝖺 𝖼𝗈𝗇 𝖣𝖤𝖢𝖮𝖱𝖠𝖢𝖨𝖮́𝖭 𝖸 𝖱𝖤𝖥𝖮𝖱𝖬𝖠𝖲.𝖭𝖤𝖳
........................................................................................................................