Instagram

Guía para iniciar la reforma de tu piso: primeros pasos y consideraciones

Guía para iniciar la reforma de tu piso: primeros pasos y consideraciones

Reformar tu piso: ¿por dónde empezar?

Si no tienes la posibilidad económica para llevar a cabo una reforma integral en tu vivienda, no debes renunciar a mejorarla gradualmente mediante un plan estratégico por etapas.

Al optar por realizar mejoras de manera progresiva, es recomendable contar con una empresa experto desde el principio. Esto te permitirá no solo supervisar el coste total de la renovación de tu hogar, sino también planificar de manera efectiva cada fase de la obra.

Ya sea que se trate de una construcción nueva o de una reforma, el temor al coste y las sorpresas pueden desajustar los presupuestos y afectar al propietario.

¿Por qué considerar una reforma por etapas?

Considerar una reforma por etapas ofrece varias ventajas, siendo el motivo principal la cuestión económica. Abordar una reforma integral implica un presupuesto significativo que debe pagarse de inmediato. Aunque se establecen distintas partidas y estimaciones, es común que al final del proyecto se ajuste el presupuesto total.

Además del aspecto financiero, optar por una reforma gradual tiene otros beneficios. Proporciona más tiempo para perfeccionar y adaptar el proyecto según las necesidades cambiantes.

No obstante, esta elección también conlleva desafíos, siendo la principal desventaja la prolongación del tiempo necesario para ver el proyecto finalizado. La sensación constante de estar en obras y la temporalidad se extenderán a lo largo del proceso.

Para garantizar el éxito del proyecto, es fundamental tener en cuenta algunos aspectos clave:

¿Por qué considerar una reforma por etapas?


Reforma de baño

El baño, al igual que la cocina, suele ser la estancia desde la cual se inicia comúnmente una reforma, ya que generalmente es «independiente» del resto de la casa, incluso en cuanto a suelos y paredes.

El procedimiento habitual comienza con la demolición y la actualización de las instalaciones, seguido por la instalación del plato de ducha, la disposición de los sanitarios y la colocación de los azulejos.

La fase final de la reforma se reserva para la instalación de los muebles y la ejecución del falso techo. Este enfoque secuencial permite abordar primero los aspectos estructurales y funcionales antes de abocarse a los elementos más estéticos y decorativos del baño.


Reforma de cocina

En el caso de la cocina, se aconseja postergar la instalación de los muebles para el final del proceso de reforma. Aunque algunos prefieren instalar primero los muebles para preservar los azulejos que quedan ocultos tras ellos, la práctica común es reservar esta etapa para el final.

La colocación tardía de los muebles permite ajustar el diseño del techo de manera que se adapte perfectamente a la disposición de los muebles, evitando así la presencia de espacios no deseados entre los muebles y el techo. Este enfoque meticuloso garantiza una integración visual y funcional óptima entre los elementos clave de la cocina.

Cuando quieras integrar la cocina en el salón, ten en cuenta que la obra también afectará al salón, sobre todo si quieres unificar el suelo entre las dos estancias. Además, al lanzar una partición es posible que algunas instalaciones, como las tomas de corriente, se vean afectadas. Tenlo en cuenta porque puede merecer la pena realizar la reforma del salón y la cocina conjuntamente.


Cambiar el suelo

Después de renovar la cocina y el baño, el siguiente paso sería el suelo. Si quieres unificar el suelo del resto de espacios de la casa, es mejor instalarlo todo a la vez.

Si en la reforma del baño o de la cocina ya se ha instalado el suelo que se va a colocar en el resto de la casa, es preferible que en ese momento se compre todo el juego de una vez. De lo contrario, se corre el riesgo de que se interrumpa o de que haya diferencias en función de los envíos de material.


Cambiar las puertas

Tanto si quieres renovar las puertas como si prefieres utilizar las que ya tenías antes, es importante que el suelo esté ya instalado, esto se debe a que probablemente tendrás que cortarlas unos centímetros. Especialmente si se instaló un nuevo suelo sobre el antiguo.


Cambiar las ventanas

Para renovar las ventanas de la misma manera que las puertas, es mejor hacerlo cuando el nuevo suelo ya está instalado. Especialmente si tienes ventanas de balcón, ya que la altura del nuevo suelo puede dificultar su apertura.


Pintura y papel pintado

En una obra, estos son los acabados que siempre deben dejarse para el final, ya que durante el proceso es posible que las paredes hayan sufrido golpes y será con la pintura que se repararán todos estos pequeños defectos. En caso de instalar papel pintado, también es aconsejable preparar las paredes como si fueran a ser pintadas para no detectar imperfecciones.

4.9/5 - (52 votos)

........................................................................................................................
✧ Desde 2004, nuestro equipo selecciona para ti lo mejor de los artículos de Decoración y Reformas que escriben los redactores colaboradores. Lo más interesante, los mejores consejos, las últimas tendencias.
✧ Las mejores ideas para ti, para decorar o reformar tu vivienda o negocio, métodos de orden y de ahorro para que aproveches al máximo tu tiempo y tu dinero, con la calidad de la revista gratuita digital de contenidos número 1 en Internet de habla hispana.
........................................................................................................................

    Deja tu comentario

    Tu correo electrónico no será publicado.*

    nueve + 3 =