Instagram

Consejesjos para pintar tu oficina

Que debemos tener en cuenta en la limpieza de nuestra oficina

La importancia de tener las oficinas limpias

Sabemos lo importante que es la limpieza en un edificios de oficinas, así como la limpieza diaria de todas las instalaciones tanto de zonas comunes como de la propia oficina, para evitar con ello la acumulación de polvo y la proliferación de bacterias y el riesgo que esto conlleva.

Ya que la limpieza es tan importante, es necesario que se realice con los medios y métodos de limpieza adecuados para cada zona respetando siempre las superficies que se están limpiando y evitando estropearlas utilizando productos no recomendados para algunos materiales.

La importancia de tener las oficinas limpias


Clasificación de las zonas de limpieza

Entre las zonas más necesarias de limpieza, destacamos las zonas comunes, donde se acumula más suciedad y la necesidad de limpieza es mayor:

  • Dependiendo del material sobre el que se esta limpiando, la limpieza de oficinas se realizará de una manera u otra, utilizando productos suaves si se trata de madera natural, por ejemplo, o productos más fuertes si se está limpiando cerámica o zonas donde la acumulación de suciedad es más alta y necesita desincrustarse.
  • La eliminación completa de todo el polvo que esté presente en las instalaciones es uno de los objetivos principales a alcanzar, ya que la presencia de polvo en una oficina da una imagen negativa de dejadez de la empresa transmitiendo falta de limpieza, el polvo además, es el enemigo número uno de todos los aparatos electrónicos como ordenadores, etc., se acumula en sus circuitos y estructura interna no permitiendo que se refrigere con normalidad, generando todo tipo de averías por calentamiento.
  • Además de la limpieza de polvo, también es necesaria la limpieza de todo el material electrónico que se usa en una oficina, como ordenadores, teléfonos, etc. Ya que se usan a diario un gran número de veces, es necesario desinfectarlos y limpiarlos diariamente para evitar la propagación de infecciones entre trabajadores causadas por una mala limpieza en el equipo que se pueda compartir.

Las empresas de limpieza, aconsejan que la limpieza profunda, evitando obviar ninguna parte de la oficina y ofreciendo la misma atención a todas sus partes sin dejar ninguna zona por limpiar por difícil de acceder que sea.


Ten en cuenta el suelo de la oficina

El suelo es una de las zonas de la oficina que requieren un limpiado diario ya que inconscientemente se deja caer en él una gran cantidad de elementos orgánicos y el polvo se acumula en zonas de esquinas y de difícil acceso el de forma muy rápida.

Finalmente recomendamos realizar la limpieza de un edificio de oficinas de forma diaria para evitar que se acumule la suciedad y el polvo de forma alarmante, cosa que provocaría que la limpieza posterior sea mucho más larga y laboriosa, además un estado de mala limpieza causa inconvenientes a los trabajadores, alergias y malestar constante.

Limpieza de suelos de parqué

Este tipo de suelo se caracteriza por su contenido de calor en invierno y su frescura en verano. Requiere el uso de productos muy específicos para no dañarlo.

El ácido acético es el limpiador ideal para la madera, este producto se puede encontrar e un formato inodoro que es especialmente adecuado para la limpieza. Para realzar el brillo del suelo, utilizamos productos de calidad, como una mezcla de cera y linaza, o cera con aceite de pino.


Cómo mantener los suelos de piedra arenisca

La arenisca es un material muy resistente, puede ser el que menos mantenimiento requiera. Sin embargo, los productos utilizados para este tipo de suelo deben ser bien elegidos.

De hecho, es un suelo ligeramente poroso y poco absorbente. Por lo tanto, hay que evitar problemas de manchas, arañazos y abrasiones. Por ello, utilizamos productos no abrasivos, preferiblemente limpiadores con pH neutro.

En determinados momentos y para manchas difíciles, podemos optar por un desengrasante o un decapante. Antes de proceder, primero realizamos una prueba en un lugar poco visible para asegurarnos de que el producto no daña la superficie. Después, es importante aclarar bien con agua para evitar las manchas.


Limpieza de suelos de mármol

El mármol se considera un material poroso muy delicado. Por lo tanto, está prohibido utilizar todo tipo de productos abrasivos, como la lejía, para la limpieza.

Por lo tanto, para limpiar las manchas frescas en el mármol, basta con utilizar una fregona húmeda con un poco de jabón neutro. Terminamos aclarando y secando la zona.

Para un mejor mantenimiento, podemos pulir o cristalizar la superficie. Esto creará una capa que la protegerá de los arañazos y las incrustaciones de líquidos.


Limpieza de alfombras y moquetas

En el caso de derrames de cualquier producto en tu alfombra, intenta reducir la cantidad de suciedad rápidamente. Puedes utilizar toallas de papel o un paño para absorber el líquido. También hay que tratar de eliminar inmediatamente los sólidos, evitando que penetren en el tejido. Esto reducirá la intensidad de las manchas y facilitará el trabajo de la empresa de limpieza.

Para limpiar alfombras y moquetas, rocía un desengrasante químico o un limpiador general. A continuación, friega la superficie de las manchas con un cepillo para eliminarlas. A continuación, absorbe el producto con un paño y lo aclaras bien con agua.

Algunos tejidos naturales, como la lana, deben limpiarse con muy poca agua, ya que tienden a encogerse con el exceso de humedad. También te recomendamos que limpies a fondo tus alfombras y moquetas una vez al año. Aunque no tengan manchas específicas, es importante desinfectarlas para evitar los malos olores. Para ello, es imprescindible conocer a un buen profesional del sector especializado en la limpieza de oficinas.


¿Cómo se limpia el mobiliario de la oficina?

En la limpieza de oficinas, una de las primeras tareas que debe realizar una empresa de limpieza es la limpieza del mobiliario. Por ello, hay que tener especial cuidado con los materiales que componen el mobiliario. En el caso de las mesas, estanterías y armarios de madera, se recomienda utilizar soluciones neutras. Productos como barnices y sprays pueden dañar la superficie. Como en el caso del parque, podemos utilizar ácido acético purificado (vinagre) para la limpieza.

Para los muebles de material sintético, la limpieza consiste simplemente en mojar un paño de microfibra en un detergente neutro. Es muy importante secar después las superficies de los muebles, ya que el exceso de agua puede crear una micropelícula que dejará un rastro visible a la luz después de unas horas. Además, se ha demostrado que estas micropelículas, resultantes del no secado de las superficies húmedas, favorecen la proliferación de microorganismos nocivos para la salud.

5/5 - (21 votos)

........................................................................................................................
✧ Desde 2004, nuestro equipo selecciona para ti lo mejor de los artículos de Decoración y Reformas que escriben los redactores colaboradores. Lo más interesante, los mejores consejos, las últimas tendencias.
✧ Las mejores ideas para ti, para decorar o reformar tu vivienda o negocio, métodos de orden y de ahorro para que aproveches al máximo tu tiempo y tu dinero, con la calidad de la revista gratuita digital de contenidos número 1 en Internet de habla hispana.
........................................................................................................................

    Deja tu comentario

    Tu correo electrónico no será publicado.*

    20 − 10 =